China
La mayor base de datos de ADN del mundo no respeta los derechos de sus titulares

La Sociedad Europea de Genética Humana (ESHG, en sus siglas en inglés) cuestiona el respeto a la legalidad de la base de datos de información genética de 40 millones de personas, porque no se ha obtenido con el consentimiento informado de sus titulares y con el respeto a su privacidad.

Redacción.Madrid   |  13/06/2017 12:53

China posee la base de datos de ADN más grande del mundo. Guarda la información genética de 40 millones de personas y está creada para hacer más efectiva la lucha contra el crimen. Sin embargo, la forma en la que estos datos se recogen y la protección que se da a sus titulares deja mucho que desear, según la Sociedad Europea de Genética Humana (ESHG, en sus siglas en inglés).

Guarda la información genética de 40 millones de personas y está creada para luchar contra el crimen”

“Cada vez hay más pruebas de se recoge ADN de personas ordinarias que no han sido condenadas ni siquiera son sospechosas de haber cometido un crimen. La policía también ha tomado muestras de grupos que ya están bajo vigilancia del Gobierno, como son los disidentes, los trabajadores inmigrantes y las minorías étnicas”, ha señalado este marte Martina Cornel, presidenta del Comité de Políticas Públicas y Profesionales de la ESHG. “Debido al gran poder que tiene la policía en China y a que el derecho a la privacidad de las personas está poco protegido, no pueden negarse a proporcionarles la información genética”.

Las personas que han sido obligadas a dar su ADN han informado de sus experiencias a través de las redes sociales. Las recolecciones son realizadas por la policía en sus lugares de trabajo, hogares y escuelas, sin previo aviso y sin la presentación de ningún documento oficial que justifique la toma de muestras. A algunas personas se les ha pedido que proporcionen muestras de ADN cuando soliciten documentos como el permiso de residencia.

Sabemos que esas bases de datos pueden utilizarse para la vigilancia gubernamental”

En Xinjiang, una provincia que alberga a alrededor de 10 millones de musulmanes uigures, un grupo étnico que está sufriendo represión estatal, todos los solicitantes de pasaportes están obligados a proporcionar muestras de ADN, independientemente de si son o no sospechosos en un proceso penal. “Esto está en total contradicción con todas las regulaciones y salvaguardias existentes con respecto a la recolección de muestras de ADN de individuos”, dice la profesora Cornel.

“Sabemos que esas bases de datos pueden utilizarse para la vigilancia gubernamental, incluida la identificación de familiares. La recolección de ADN sin el consentimiento informado completo del sujeto sólo puede justificarse en circunstancias extremadamente limitadas, por ejemplo para resolver un crimen muy grave. Una colección de muestras ADN de individuos que no han dado su consentimiento es considerada ilegal por muchos organismos internacionales, y la propia existencia de dicha base de datos es peligrosa”, apunta.

La ESHG pide al gobierno chino que siga las huellas de todas las autoridades responsables y se asegure de que el ADN humano se recoja sólo de personas sospechosas de haber cometido crímenes graves y que se dé el consentimiento informado siempre que sea posible.

Fuente: http://www.diariomedico.com